¡Tú puedes!

8,95
0reseña(s)

A veces, los desafíos de la vida son mayores que el valor y las fuerzas disponibles. Entonces sólo ayuda algo: Cerrar los ojos y adelante. Y cuando los abres de nuevo, la vida es, de pronto, más bella.

“Un pequeño álbum ilustrado que habla de la superación…Un cuento sencillo, con poco texto y donde la ilustración cobra un papel narrador muy importante. Un libro para disfrutarlo en compañía y escenificarlo” (SOL. Servicio de Orientación Lectora)

¡Venga, Elisa, date prisa!

8,95
0reseña(s)

Elisa tardaba mucho tiempo en hacer cualquier cosa y todos se ponían muy nerviosos con ella. Hasta que un día Elisa fue de excursión con la gente del colegio y conoció a un mago.

Un cuento sobre el enfado.

¿Quién puede vencer al viento?

14,00
0reseña(s)

Con el fin de evitar la desgracia que se avecinaba en sus campos, los habitantes del lugar invocaban al viento para que trajera la lluvia, pero el viento no respondía. Una noche, la lechuza convocó a todos los animales y decidieron ir en su busca. El primero en ir fue el león, pero no lo consiguió. Tampoco la hiena ni la liebre. Desmoralizados, no sabían a quién enviar. La tortuga, el animal más lento de la llanura, se ofreció y finalmente consiguió, con paciencia y tesón, traer al viento que, a su vez, trajo la lluvia y así tuvieron una buena cosecha.

Charo Pita, en su última colaboración con OQO editora después de La calle del Puchero, construye un relato que nos recuerda a los cuentos tradicionales donde los personajes, sean animales o personas, a través de las experiencias narradas, transmiten enseñanzas. Así, mediante el personaje de la tortuga, vemos que la humildad, la voluntad y la constancia son más eficaces que la fuerza y la velocidad.

Pero la autora resalta también la importancia del reconocimiento. En agradecimiento a la tortuga, las mujeres del poblado fabricaron cántaros con la forma de su caparazón, que sirven para hacer música. En las fiestas, dejan que el viento entre en ellos para poder contar la hazaña de la tortuga.

Crisol y su estrella

8,95
0reseña(s)

En un lugar del universo llamado Tierra Cristal, vivía un pueblo que hablaba con las estrellas. Los ancianos enseñaban a los niños desde muy pequeños a comunicarse con ellas, pero no con palabras, sino con pensamientos. Cuando un niño de Tierra Cristal cumplía siete años, se hacía una gran fiesta y escogía una estrella con la que tenía que aprender a comunicarse. Crisol estaba nervioso, porque esa noche celebraba su fiesta de cumpleaños y después elegiría su estrella. Un cuento sobre la confianza en uno mismo y la autoestima.

La cocinera del rey

13,50
0reseña(s)

A un rey apesadumbrado los problemas le llovían por doquier. Después de observarlo con atención, una comisión de sabios resuelve que le conviene cambiar de hábitos: pasear, hacer ejercicio pero, sobre todo, cambiar de dieta.
A falta de un buen chef, optan por convocar el puesto de cocinero real y cubrir la vacante. Con sus mejores recetas, se presentan en palacio cocineros de todos los lugares. Y también Mencía, una joven decidida que, a pesar de haber visto que en el bando ponía claramente que buscaban a un cocinerO, no se amedrenta y, echando mano del recetario de su abuela y de algo más…, prepara un suculento menú que llega directo al corazón del rey. ¿Cuál será su secreto?, se preguntaban todos…

La escalera roja

12,00
0reseña(s)

Protagonizado por un pájaro ingenuo y un ingenioso conejo, La escalera roja es un divertimento para pre-lectores y primeros lectores que destaca por la sencillez de su propuesta estética, figurativa y con un planteamiento secuencial. Una parte del relato es acumulativa, en tanto enumera acciones y elementos que se repiten de forma consecutiva, en sentido ascendente y descendente, planteando un juego mnemotécnico. Contribuye, por tanto, al aprendizaje de vocabulario, de los antónimos; e introduce cuestiones como el tamaño de los objetos, las distancias o la lateralidad. Hasta un desenlace que une la lógica y el humor.

La jardinera

11,80
0reseña(s)

Lydia Grace debe ir a vivir a la ciudad con su tío Jim, un taciturno panadero. En sus cartas cuenta cómo, en lugares improvisados, siembra las semillas que le manda su abuela. Al llegar la primavera, las flores de Lydia despiertan las sonrisas de los clientes. Pero, para esa sonrisa que ella más desea, la del tío Jim, tiene lista su obra maestra.

Malina pies fríos

13,95
0reseña(s)

Malina es una esquimal muy friolera, y eso es un problema, pues vive en un lugar donde hasta el nombre da frío: El Polo Norte. Un día de pesca, Malina descubre algo que le anima a partir en busca del calor. Pero antes, tendrá que pasar “la prueba del iglú”, un rito ancestral para demostrar que ya es una esquimal adulta, libre de abandonar su aldea.¿Conseguirá Malina superar la prueba?