¡Buenas noches, monstruos!

8,00
0reseña(s)

Cuando llega la hora de dormir, ¡los monstruos tienen miedo! Y todos quieren meterse en la cama de Joaquín. Pero Joaquín está muy incómodo y no puede dormir con tanto monstruo miedoso en su cama. Lista de Honor CCEI, 2013 (Ilustración)

¡Yo soy el mayor!

8,95
0reseña(s)

Genaro es un sapo que vive cerca de una charca. Es el mayor de los hermanos, así que sus padres le hacen menos caso porque es grande y fuerte y puede valerse por sí mismo.

Genaro no está contento con esta situación pero un día aparece el Mago Sapiondo dispuesto a hacer realidad su mayor deseo.

¿Hay algo más aburrido que ser una princesa rosa?

12,00
0reseña(s)

Carlota estaba harta del rosa y de ser una princesa. Carlota no quería besar sapos para ver si eran príncipes azules. Carlota siempre se preguntaba por qué no había princesas que rescataran a los príncipes azules de las garras del lobo o que cazaran dragones o volaran en globo.

¿Quién puede vencer al viento?

14,00
0reseña(s)

Con el fin de evitar la desgracia que se avecinaba en sus campos, los habitantes del lugar invocaban al viento para que trajera la lluvia, pero el viento no respondía. Una noche, la lechuza convocó a todos los animales y decidieron ir en su busca. El primero en ir fue el león, pero no lo consiguió. Tampoco la hiena ni la liebre. Desmoralizados, no sabían a quién enviar. La tortuga, el animal más lento de la llanura, se ofreció y finalmente consiguió, con paciencia y tesón, traer al viento que, a su vez, trajo la lluvia y así tuvieron una buena cosecha.

Charo Pita, en su última colaboración con OQO editora después de La calle del Puchero, construye un relato que nos recuerda a los cuentos tradicionales donde los personajes, sean animales o personas, a través de las experiencias narradas, transmiten enseñanzas. Así, mediante el personaje de la tortuga, vemos que la humildad, la voluntad y la constancia son más eficaces que la fuerza y la velocidad.

Pero la autora resalta también la importancia del reconocimiento. En agradecimiento a la tortuga, las mujeres del poblado fabricaron cántaros con la forma de su caparazón, que sirven para hacer música. En las fiestas, dejan que el viento entre en ellos para poder contar la hazaña de la tortuga.

12 poemas de Federico García Lorca

15,00
0reseña(s)

Lorca sintió especial entusiasmo por el cancionero infantil, hasta el punto de recorrer muchos pueblos en busca de folklore en estado puro. Porque el mundo de la infancia -y la propia infancia del autor- tuvo un peso significativo en su producción literaria. Una obra densa y extensa -donde se unen tradición y vanguardia, lo popular y lo culto que le convierte en uno de los poetas más admirados del siglo XX. Junto con las palabras de Federico, las ilustraciones poéticas y sugerentes de Gabriel Pacheco, de fuerte singularidad, están cargadas de metáforas visuales y simbolismo, composiciones líricas sobre fondos acuosos, paisajes oníricos de minuciosa pincelada, personajes ambiguos e inciertos que habitan escenas de la vida, con un tono trágicamente vital y alegre. Todo ello envuelto en atmósferas de sutil perfección y rara belleza, con el propósito de invitar a los lectores a dialogar -a través de las imágenes- con “la poética” de estos versos.

47 trocitos

8,95
0reseña(s)

Había una vez una niña rubia, bajita y bastante granujilla que se llamaba Manuelita de Quita y Pon. Tenía los ojos rasgados y las orejas pequeñas como cerezas. Pero Manuelita era distinta, tenía 47 y no 46 trocitos en sus células. También había otra niña, Pussy, la hermana pequeña de Manuelita. A Pussy le gustaba mucho la compañía de su hermana y pensaba que todas las hermanas mayores eran como la suya… hasta que los «niños cuervo» le hacen pensar que no es así.

Al otro lado

15,00
0reseña(s)

Al otro lado es el tercer título de la trilogía de cuentos oníricos y sobre los sentimientos de la que forman parte Donde viven los monstruos y La cocina de noche. Se publicó en 1981, después de que Maurice Sendak viajase a Alemania a propósito de ilustrar los cuentos de los hermanos Grimm. La huella de los pintores románticos alemanes -en concreto Philipp Otto Runge- ha quedado marcada en este libro. También se percibe la influencia de los cuentos de hadas, en los que Sendak se basa para mostrar las emociones de la protagonista hacia su hermana pequeña, a la que deberá rescatar -afrontando su responsabilidad y con valentía de los duendes que la han raptado. Además, aborda la capacidad para resolver los errores cometidos, la lealtad con uno mismo y con los demás en un mundo confuso. Destaca la combinación de dos melodías -visual y sonora- entrelazándose, dando lugar a mensajes llenos de ambigüedad que, sin embargo, son captados por los lectores infantiles de forma intuitiva. Las ilustraciones están repletas de detalles, símbolos y referencias: por ejemplo, la naturaleza vuelve a crecer proporcionalmente a la intensidad de la fantasía.

Arce

11,00
0reseña(s)

Cuando Arce era un bebé diminuto, sus papás, en su honor, plantaron un árbol: un arce.

Arce y su árbol han crecido juntos, y si bien un árbol no es siempre el compañero ideal, eso carece de importancia cuando ella tiene ganas de explayarse y gritar, lo cual es frecuente. Más tarde, Arce pasa a ser la hermana mayor y descubre que los bebés también tienen sus momentos ruidosos. Pero, por fortuna, Arce y su amado árbol saben bien lo que el bebé necesita.

Lori Nichols debuta de la mano de una niña irresistible, un espíritu libre que recibe con los brazos abiertos tanto el cambio de estaciones como a su nueva hermanita.

Arroz, agua y maíz

17,50
0reseña(s)

Versos para niños y niñas de todas las partes del mundo. Premio de Literatura Infantil y Juvenil MARÍA JOSEFA CANELLADA 2008. Diploma en los PREMIOS VISUAL de Diseño Editorial 2009.

Así es mi corazón

15,95
0reseña(s)

Un precioso álbum homenaje a las emociones y los sentimientos de los niños, para que los reconozcan en todas sus formas y todos sus colores: alegría, tristeza, calma, enfado, miedo…: «Mi corazón es como una casita. Dentro pasan muchas cosas… ¡y están todas revueltas! Hay risas ruidosas y días con lluvia, enfados grandotes y ganas de saltar a la pata coja. Hoy voy a abrir la puerta de mi corazón para invitarte a pasar».

Todos los álbumes de Jo Witek puedes verlos AQUÍ; tú decides cuál es el que más se adapta a tus/sus emociones.

Besos Besos

14,00
0reseña(s)

¿Cómo es un beso? Le pregunta un oso de peluche a su pequeño dueño. La respuesta la encontraremos a través de las páginas de este álbum. Desde los sonoros besos de la abuela hasta los besos húmedos de Rex, el pequeño protagonista de esta historia nos enseñará que hay muchas clases de besos, pero los mejores son los que nos dan aquellos a quienes más queremos.

Bogo Quierelotodo

14,90
0reseña(s)

Selección Junior Library Guild de los bibliotecarios norteamericanos. Bogo el Zorro vivía entre las ramas de un gran árbol. Un día decidió que inventaría cosas asombrosas para poder tener todo lo que quisiera. Una divertida historia para enseñarnos que nuestras propias cualidades son únicas y nos hacen especiales. Con este libro podemos abordar temas como la diversidad o los complejos.

Bolita de nube

14,00
0reseña(s)

A veces la nieve puede traer amistades inesperadas… a veces la gente que amas tiene que irse… no siempre es fácil… no siempre estamos preparados…

Botoncito

13,00
0reseña(s)

El mejor amigo de Botoncito era, sin duda, Ojalito. Eran inseparables. Pero un día, el hilo que mantenía a Botoncito sujeto a la blusa de Ana, de repente, se rompió… Es así como Botoncito va a parar a los rincones más inhóspitos de la habitación de Ana, donde conocerá a Sonajero, a Babero y a Osito, que yacen olvidados bajo los muebles del cuarto porque Ana ya no los necesita… Entonces Botoncito les explicará que Ana ya puede dejar de llorar, ya sabe comer muy bien y también sabe conciliar el sueño sola. ¡Y todo porque ellos le ayudaron a hacerlo cuando era un bebé!
Para hablar sobre la infancia y el hecho de crecer, los recuerdos, las experiencias vitales, la empatía…

Caballito de madera balancín

59,95
0reseña(s)

Con este caballito de madera, llamado Punchy, balancearse será como dar paseos largos. Ideal para niñas y niños de 12 a 24 meses. Con su sistema anti-vuelco, puedes estar seguro de que tu hijo va a divertirse con seguridad, es ideal para aprender a equilibrar. El asiento es de 25 cm de alto. almohadillas de plástico para limitar la amplitud del balancín. Pintado de dulces colores, hará las delicias de todos en casa y los peques se divierten jugando, imaginando y aprendiendo a controlar los movimientos de su cuerpo. Medidas del caballo montado: 66 x 28 43 cm. (aprox.)