12 poemas de Federico García Lorca

15,00
0reseña(s)

Lorca sintió especial entusiasmo por el cancionero infantil, hasta el punto de recorrer muchos pueblos en busca de folklore en estado puro. Porque el mundo de la infancia -y la propia infancia del autor- tuvo un peso significativo en su producción literaria. Una obra densa y extensa -donde se unen tradición y vanguardia, lo popular y lo culto que le convierte en uno de los poetas más admirados del siglo XX. Junto con las palabras de Federico, las ilustraciones poéticas y sugerentes de Gabriel Pacheco, de fuerte singularidad, están cargadas de metáforas visuales y simbolismo, composiciones líricas sobre fondos acuosos, paisajes oníricos de minuciosa pincelada, personajes ambiguos e inciertos que habitan escenas de la vida, con un tono trágicamente vital y alegre. Todo ello envuelto en atmósferas de sutil perfección y rara belleza, con el propósito de invitar a los lectores a dialogar -a través de las imágenes- con “la poética” de estos versos.

Bolso de Niebla

18,50
0reseña(s)

La escritora María Rosa Serdio nos dice que es muy difícil asunto definir este o cualquier libro, porque habría de ser distinto para cada lector. Y eso sería lo deseable para Bolso de niebla. A primera vista, y ya el título nos hace intuirlo, es un tanteo interrogando en lo profundo, un buscar la sorpresa, algún hallazgo imprevisto, muchos poemas regalados y con nombre escondido que se desvelarán inquietos en la lectura íntima, una colección de espejos, una rueda de instantes atrapados, un lugar al que volver. Un juego circular que puede sorprendernos como seguro sorprenden las ilustraciones de Julio Antonio Blasco , diseñador gráfico, editor e ilustrador, en la que ya es su tercera colaboración con esta editorial.
Este libro es un viaje que emprendemos bajando un tobogán y ascendiendo a las palabras que nos atan a instantes de sorpresa, alegría y misterio. Así, como si nada.

Caballitos de sal

13,00
0reseña(s)

Las nanas o las canciones de cuna son, quizás, la manifestación más antigua del cariño de una madre hacia su hijo. Desde la noche de los tiempos, las madres han acunado y mecido a sus pequeños y les han susurrado palabras de consuelo para evitarles miedos o dolores, para invocar el sueño o para hacerles compañía. En Caballitos de Sal, Anabel Sáiz Ripoll recoge algunas Canciones de Cuna o Nanas que ha dedicado a los niños y niñas que le rodean. Son canciones breves, en las que el ritmo es lo más importante y que recogen temas recurrentes: el mar, la ausencia, la falta de sueño, las estrellas y, por supuesto, los caballitos de mar, que le dan nombre. Premio a las ilustraciones realizadas por Yolanda Mosquera para el álbum ilustrado “Caballitos de Sal” en la Feria del Libro de Sharjah (Dubai). 

El abrigo de Pupa

12,00
0reseña(s)

Pupa se protege con su abrigo tejido de miedos. Por eso huye de telarañas con forma de corazón, vive atrapada en una concha de caracol, la acechan los árboles y le llueven relojes. A Pupa los miedos le impiden transformarse en lo que de verdad es.

El niño que dibujaba sirenas

14,50
0reseña(s)

Ulises vive dibujando junto al puerto de Ítaca. Le acompañan sus abuelos y su padre, pero le falta el cariño de su madre, a la que nunca conoció. Un día su padre sale a pescar y el barco naufraga. Pero la marea siempre acaba por devolver a la orilla lo que es de la tierra. Javier Sobrino y Carole Hénaff nos regalan este cuento derivado de un clásico de la literatura; una nueva forma de disfrutar de sus personajes con una prosa bella y evocadora y unas maravillosas ilustraciones.

El pez que sonreía

18,00
0reseña(s)

El autor hace que el pez nos sonría y nos adentremos fascinados con éste en el relato, sonriendo con él y bailando con el narrador, en el camino de vuelta al mar… Sin que nos demos cuenta, el pez se cuela en nuestros corazones, y no alcanzamos a discernir si es el pez quien sonríe o el autor. Es una historia encantadora, un libro fiel como un perro, mimoso como un gato y amante como una esposa. La intensa y entusiasta creatividad de Jimmy dota de una gran poesía a la ilustración en su conjunto, que resulta emotiva y encantadora. Los textos están escritos en un estilo de cadencia simple y singular, de modo que cada nueva obra nos sorprende grata y constantemente. La adaptación en dibujos animados de El pez que sonreía (A fish with a smile) obtuvo en el 2006 el Premio Especial al Mejor Cortometraje de Animación del Festival Internacional de Berlín. “En apariencia simple, la cinta nos invita a abrir los corazones hacia la verdad de que, si liberas algo, tú también eres libre”.

Ícaro

15,00
0reseña(s)

Un niño llega a un centro de acogida y los asistentes intentan averiguar el paradero de sus padres. Pero al contrario de lo que estos creen, no se trata de un niño abandonado; el protagonista de esta hermosa historia nos hace partícipes de otra realidad, ajena a los convencionalismos. “Ícaro”, el trabajo galardonado con el VII Premio Internacional Compostela de Álbum Ilustrado, trata sobre el deseo de libertad, la diferencia, la esperanza; su mensaje se identifica con quienes van contracorriente, ante la incomprensión del entorno que les rodea, incapaz de ver más allá de lo aparente.

La jardinera

11,80
0reseña(s)

Lydia Grace debe ir a vivir a la ciudad con su tío Jim, un taciturno panadero. En sus cartas cuenta cómo, en lugares improvisados, siembra las semillas que le manda su abuela. Al llegar la primavera, las flores de Lydia despiertan las sonrisas de los clientes. Pero, para esa sonrisa que ella más desea, la del tío Jim, tiene lista su obra maestra.

La ola

16,00
0reseña(s)

En este sugerente libro sin palabras la aclamada artista Suzy Lee cuenta la historia de una niña en un día de playa. La impresionante simplicidad de las ilustraciones, en tan sólo dos tonos de acuarela, crean una vibrante e inolvidable historia llena de alegría y risas. Suzy Lee nació en Seoul, Korea, actualmente vive y trabaja en Singapore. Después de conseguir un Master of Arts in Books, en Londres, ha participado en numerosas exposiciones internacionales.

Un jardín

14,00
0reseña(s)

Cada noche el señor Wakagi sueña con un jardín y cada noche el señor Wakagi se transforma en los seres que habitan ese jardín. Se convierte en rana, conejo, zorro. Y, a medida que se a acompasando al ritmo de la naturaleza, se hace lluvia y viento.
Hasta el día en el que el señor Wakagi se da cuenta de que ese jardín ha sido su escuela. ¿Qué más podrá aprender?
El lector, mientras saborea las palabras de la poeta chilena María José Ferrada, verá desplegarse delante de sus ojos el jardín entero en un friso creado por Isidro Ferrer, en el que cada elemento desaparece para dar vida al siguiente, en un recorrido continuo y sin interrupciones, como cada instante que compone una vida.

Ya. Nunca

17,00
0reseña(s)

Hay cosas en la vida que marcan un antes y un después, cosas que una vez hechas de alguna manera modifican nuestra comprensión del mundo. YA. NUNCA es un libro que procede juntando parejas de frases: ya y nunca, cuyo significado se declina a través de una imagen capaz de dialogar tanto con lo imposible como con la inocencia perdida. Se crea de esta manera un proceso contemplativo de fuerza natural, cuyo ritmo es marcado por las indagaciones y los silencios de una silueta negra.
Un libro poético que se abre a una reflexión casi filosófica sobre nuestro estar en el mundo.