¿De qué color es un beso?

15,95
0reseña(s)

A Minimoni le encanta pintar mil cosas de colores: mariquitas rojas, cielos azules, plátanos amarillos… pero nunca ha pintado un beso. ¿De qué color será? ¿Rojo como una deliciosa salsa de tomate? No, porque también es el color de cuando estás enfadado… ¿Será verde como los cocodrilos, que siempre le han parecido tan simpáticos? Imposible, porque es el color de las verduras y ¡no le gusta comérselas! ¿Cómo podría averiguar de qué color es un beso?

Cinco días en otro planeta

5,95
0reseña(s)

Una aventura de Gabi y Picapoco

Gabi es un niño de la Tierra que pasará unos días en casa de Picapoco. Su madre le hace la maleta y le da un montón de consejos. En el otro lado de la galaxia, en un planeta lejano, Picapoco también se va de casa unos días. Su madre le hace la maleta y le da un montón de consejos. Hacen un intercambio de casas y así comprobarán cómo vive la gente de otro planeta. Pronto descubrirán que tienen costumbres diferentes y se reirán mucho.

Elmer es especial

19,95
0reseña(s)

Un recopilatorio de cuentos de la colección «Primeras lecturas». Elmer es el elefante favorito de los más pequeños. Y es que en la selva no hay otro como él. Con sus divertidas historias, ideales para leer en familia, aprenderemos que todos nosotros somos tan especiales como él.

La canción del mosquito

5,95
0reseña(s)

El sapo, el pez y la perdiz estaban tan tranquilos hasta que llegó el mosquito y les picó. Pero ahora, ¿dónde se ha metido el mosquito?

Orejas de mariposa

13,00
0reseña(s)

Tener las orejas grandes, el pelo rebelde, ser alto o bajo, flaco o gordo… Hasta la característica más nimia puede ser motivo de parodia entre los niños. Es necesario un libro que les demuestre a todos que tales comportamientos son reprobables. Especialmente a los que son señalados por los demás, el mensaje que transmite este relato es que conviertan en positivo aquello que para otros sea motivo de mofa. Porque las características que nos diferencian hay que ponerlas en valor para que nos distingan como seres especiales y únicos. Reconocer -e incluso reivindicar- la diferencia nos hace fuertes, aceptándonos como somos y reforzando nuestra personalidad. La figura materna destaca como referente vital de la protagonista, que contesta a cada comentario de los niños siguiendo las indicaciones de su madre: lo que para otros sea un defecto, para Mara es una virtud de la que los demás carecen.